Portada » Blog Motor » Mantenimiento Vehículo » Cadenas de nieve, cómo y cuando usarlas

Cadenas de nieve, cómo y cuando usarlas

Las cadenas de nieve son un accesorio indispensable si circulamos por zonas que nieven y se hielen habitualmente en invierno. Nunca está de más en saber qué tipos existen, por que según el tipo podremos usar, por que no tienen la misma durabilidad ni el mismo agarre o facilidad de uso, según el tipo que elijamos. Aunque pueden ser una herramienta muy útil en algunos casos, también es importante tener en cuenta que no son la solución a todos los problemas de conducción en invierno. Ahora que llega el frío, es conveniente aprender a usarlas y saber cuando debemos usarlas y cuando no.

Cuando se deben utilizar las cadenas de nieve

Las cadenas de nieve deben utilizarse únicamente en condiciones de nieve y hielo muy intensas, cuando la tracción normal del coche ya no es suficiente. Esto suele ocurrir en carreteras de montaña con una gran cantidad de nieve acumulada, o en zonas donde la nieve y el hielo son muy espesos.

Antes de ponerse en marcha, es importante comprobar si las condiciones de la carretera requieren el uso de cadenas. En algunos casos, las carreteras estarán señalizadas con carteles que indiquen cuándo deben utilizarse las cadenas, y en otras ocasiones podrás ver a otros conductores utilizando cadenas como un indicativo claro que las vas a necesitar.

Tipos de cadenas

Existen varios tipos de cadenas de nieve para coches disponibles en el mercado, y cada uno tiene sus propias características y ventajas. A continuación, listamos los más comunes:

  1. Cadenas de nieve de eslabones: Estas son las cadenas más tradicionales y se componen de eslabones de metal que se colocan alrededor de la rueda del coche. Son efectivas para mejorar la tracción en condiciones de nieve y hielo, pero pueden ser difíciles de colocar y pueden dañar el neumático si se ajustan demasiado apretadas.
  2. Cadenas de nieve de goma: Estas cadenas están hechas de goma y se colocan alrededor de la rueda del coche de la misma manera que las cadenas de eslabones. Son más fáciles de colocar que las cadenas de eslabones y no dañan el neumático, pero pueden tener menos tracción y durabilidad.
  3. Cadenas de nieve de textil: Las cadenas de nieve de textil son una opción más reciente y se componen de tiras de tela que se colocan alrededor de la rueda del coche. Son fáciles de colocar y no dañan el neumático, pero pueden tener menos tracción que las cadenas de eslabones o de goma.

Cómo utilizar las cadenas de nieve

Antes de utilizar las cadenas de nieve, es importante leer las instrucciones de uso que vienen con ellas. Cada juego de cadenas es diferente y puede tener diferentes requisitos de instalación. Pero en guías generales, el proceso para poner las cadenas de eslabones tradicionales en el coche suele ser el siguiente:

  1. Aparca el coche en un lugar seguro y nivelado.
  2. Coloca las cadenas cerca de la rueda que vas a colocar.
  3. Pon las cadenas alrededor de la parte de detrás del neumático y cierra el cable flexible.
  4. Reparte las cadenas de forma uniforme hacia la parte delantera del neumático.
  5. Austa la tensión según sea necesario con el tensor que llevan las cadenas por la parte delantera.
  6. Repite el proceso con las otras ruedas.
  7. Avanza un poco el coche y vuelve a comprobar la tensión en las cadenas.

Es importante tener en cuenta que las cadenas de nieve deben utilizarse únicamente en las ruedas motrices. En general, estas suelen ser las ruedas traseras en los coches propulsión trasera y las ruedas delanteras en los coches tracción delantera.

Aquí tenemos una infografía de cómo colocarlas:

Fuente: Mapfre

Cuando no se deben utilizar las cadenas de nieve

Aunque las cadenas de nieve pueden ser muy útiles en algunas situaciones, también es importante tener en cuenta que no son la solución a todos los problemas de conducción en invierno. En algunos casos, pueden incluso ser peligrosas de utilizar.

Aquí hay algunas situaciones en las que es mejor no utilizar las cadenas de nieve:

  • Si no es necesario: No se deben utilizar las cadenas de nieve si no es necesario. Si la nieve y el hielo no son demasiado espesos y la tracción del coche es suficiente, no es necesario utilizar las cadenas.
  • Si la carretera no está señalizada para su uso: Algunas carreteras están señalizadas para indicar cuándo se deben utilizar las cadenas. Si la carretera no está señalizada para su uso, es mejor no utilizarlas.
  • Si el coche no está diseñado para ellas: Algunos coches no están diseñados para utilizar cadenas de nieve. Si no estás seguro de si tu coche es adecuado para su uso, consulta el manual del propietario o pregunta a un mecánico de confianza.
  • Si no sabes cómo utilizarlas correctamente: Si no sabes cómo utilizar las cadenas de nieve correctamente, es mejor no utilizarlas. Si no se colocan correctamente, pueden dañar el coche o incluso provocar un accidente.

Es importante tener en cuenta que las cadenas de nieve no son una solución mágica para todos los problemas de conducción en invierno. Si las condiciones de la carretera son muy peligrosas, incluso con las cadenas puestas, es mejor no arriesgarse y simplemente no salir a la carretera.

Aquí tenemos una selección de cadenas de nieve más vendidas en amazon, recuerda que antes de comprarlas, debes tener en cuenta tu tamaño de neumático:

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.